Dentro del campo de la medicina existen numerosas especialidades. Una de ellas se conoce como hematología, y se encarga de estudiar la morfología de la sangre y los tejidos que la forman. Es una especialidad muy interesante, pues una sola gota de sangre contiene muchísima información sobre nuestro estado de salud y las enfermedades que padecemos o que podemos llegar a padecer.

Si quieres completar tu formación en el campo de la hematología, echa un vistazo al Postgrado en Análisis Clínico especializado en Hematología.

¿Qué es la hematología?

La hematología es una especialidad médica que se encarga del estudio, el diagnóstico, el tratamiento y la prevención de las enfermedades de la sangre y de los órganos que participan en su producción. Por ejemplo, gracias a un análisis de sangre podemos saber si tenemos anemia o no. La anemia es una falta de hematíes, y conocemos esta enfermedad como «falta de hierro». La hematología estudia este desequilibrio para, posteriormente, poder diseñar un tratamiento adecuado. Una de las pruebas más completas es el hemograma completo, que analiza la totalidad de las células que forman la sangre y sus características.

Por otro lado, también se ocupa del estudio de los componentes sanguíneos y sus características: glóbulos rojos, plaquetas, leucocitos, plasma, etc. A continuación explicaremos la función de algunos de ellos.

  1. Hematíes. Son las células encargadas de transportar el oxígeno a través de la sangre, y su misión es hacerlo llegar a todos los tejidos y órganos del cuerpo. Una de las proteínas más conocidas en este grupo es la hemoglobina, glóbulos rojos que eliminan el dióxido de carbono de la sangre.
  2. Plaquetas. Son conocidas como trombocitos, y se forman en la médula ósea. Su función es coagular la sangre. Por ejemplo, cuando nos hacemos una herida, estas segregan una capa, que conocemos como»costra», para cubrirla.
  3. Leucocitos. Son una de las células más importantes, pues se encargan de proteger al cuerpo ante todo tipo de infecciones. Cuando tenemos fiebre, los leucocitos están haciendo su labor.

Hematología hospitalaria

En los hospitales, la hematología se encarga de diversas actividades.

  • Gestión y diagnóstico biológico en laboratorio, es decir, análisis de sangre.
  • Diagnóstico biológico y clínico de trastornos que causan hemorragias y tromnosis.
  • Atención médica a pacientes con enfermedades hematológicas.
  • Trasplantes de médula ósea.
  • Control de los bancos de sangre y la seguridad en las transfusiones, así como control de la elaboración de productos derivados de la sangre.
  • Investigación y desarrollo de tratamientos y procedimientos para el control de las enfermedades de la sangre. Entre las enfermedades que estudia la hematología destacamos las enfermedades oncológicas: leucemia, linfomas y mielomas; y las trombosis, la hemofília, la anemia y el síndrome mielodisplásico, entre otras.

¿Qué es la hemoterapia?

La hemoterapia es una modalidad terapéutica donde se utiliza la sangre o alguno de sus componentes para tratar diversos problemas de salud. La sangre puede emplearse en el mismo donante o en otra persona, y los procesos implicados en este tratamiento son llevados a cabo por profesionales formados en hematología.