La química analítica se encarga de estudiar y desarrollar diferentes técnicas para analizar los componentes de una muestra. ¿En qué consiste este proceso y qué métodos se utilizan en un análisis químico cuantitativo o cualitativo? Te explicamos todo lo que necesitas saber sobre este campo científico a continuación. Si quieres dar un paso más allá puedes  estudiar un máster en química analítica, cuya formación te aportará los conocimientos y habilidades técnicas del sector. También puedes consultar otros másters en química online que impartimos en IEQFB si te interesa formarte en este ámbito de las ciencias naturales.

¿Qué es la química analítica?

La química analítica es la rama de la química que analiza los componentes de una muestra de producto. Se trata de la disciplina científica que emplea diferentes métodos analíticos para estudiar la composición y el carácter químico de cada sustancia.

En general, como veremos más adelante, para comprender la materia, la química analítica incluye el análisis cuantitativo y el análisis cualitativo.

Aplicaciones de la analítica química

Teniendo en cuenta que todo tipo de productos requieren un análisis, la química analítica tiene aplicaciones en múltiples campos y sectores de trabajo. Especialmente, se usa en el ámbito de la industrial, en los campos de la salud y la medicina y también en el área comercial.

  • Sector industrial: se emplea para realizar controles de calidad de las materias primeras y productos desarrollados.
  • Medicina y sanidad: la analítica química permite detectar y diagnosticar diferentes enfermedades y problemas de salud.
  • Establecimientos y comercios: este tipo de análisis químicos asegura el estado de los productos comercializados por medio de los certificados de calidad.

Si te interesa formarte en las aplicaciones de esta rama de la química, puedes estudiar el máster en análisis químico de IEQFB, una formación que te proporcionará competencias completas en el dominio de herramientas químicas, el control de calidad y la gestión en laboratorios. 

Qué estudia la química analítica: métodos cualitativos y cuantitativos

La química analítica estudia y emplea métodos clásicos húmedos como el análisis químico cuantitativo o cualitativo, además de métodos instrumentales modernos. No obstante, la base de la química está fundamentada por las formas tradicionales que aún se usan en la actualidad. Hacemos referencia a los siguientes tipos de análisis químicos:

Análisis cuantitativo

El análisis cuantitativo mide la cantidad de compuestos químicos concretos presentes en una determinada sustancia. Este tipo de método se utiliza para determinar el número de los componentes en una muestra y, por tanto, permite cuantificar la materia.

Dentro de la analítica química cuantitativa encontramos técnicas como estas:

  • Métodos volumétricos: emplean reactivos con sustancias conocidas para determinar la concentración de sustancias a través del resultado de la reacción química.
  • Métodos gravimétricos: permite conocer la cantidad de sustancia que está presente al pesar la muestra antes o después de hacerle alguna modificación. Algunos ejemplos de estos métodos son la precipitación, la electrodeposición o la volatización.

Análisis cualitativo

El análisis cualitativo permite identificar qué tipo de componentes se encuentran en una muestra determinada.

Por tanto, hablamos de un método que no valora la cantidad, por lo que no proporciona resultados numéricos o cuantificables, sino que la información se obtiene partir de datos no estructurados. Se trata de un análisis especialmente útil para extraer conclusiones en la separación de los diferentes componentes.

Algunos ejemplos de pruebas químicas cualitativas son la prueba de Kastle-Meter para detectar la presencia de sangre o la prueba de ácido para el oro.

Métodos instrumentales avanzados

En este caso, encontramos las técnicas que utilizan instrumentos científicos, como un espectrómetro o un microscopio, por ejemplo, para medir las propiedades de las moléculas. Podemos identificar varios tipos de análisis químico instrumental:

  • Métodos espectrométricos. La espectroscopia mide la reacción de la radiación electromagnética (luz) cuando se pone en contacto con la sustancia que queremos analizar.
  • Métodos electroanalíticos. El análisis electroquímico estudia el comportamiento de la electricidad para medir el potencial eléctrico o la corriente eléctrica que transmite la sustancia a analizar.
  • Métodos cromatográficos. Hablamos de técnicas híbridas que permiten separar y cuantificar las mezclas más complejas. Algunos ejemplos representativos son la cromatografía GC-MS (gases-espectrometría de masas) o la cromatografía LC-MS (líquida-espectrometría de masas), entre otras que se utilizan comúnmente en los campos de la química y la bioquímica.